Imagen corporal y diversidad de cuerpos

mujer en un prado

¡Compártelo!

La imagen corporal es la forma en la que percibimos nuestro cuerpo. Es la imagen que forma nuestra mente sobre nuestro propio cuerpo. Es importante señalar que la imagen corporal no tiene relación con la apariencia física real, ya que esta formada en base a la valoración del propio sujeto.

La insatisfacción corporal es un problema que ocupa un espacio importante en nuestra sociedad. Existen muchos factores que pueden condicionar esta insatisfacción, pero dejando a un lado aquellas alteraciones orgánicas, más propias. La imagen que crea la mente de nuestro cuerpo esta condicionada por sentimientos y emociones. Cuando esta imagen es positiva, la persona tiene una percepción clara y real de su cuerpo, es capaz de valorarse, apreciarse y sentirse segura y cómoda. Sin embargo, cuando la imagen es negativa, se sentirá ansiosa y avergonzada de si misma, lo que le llevará a vivir incómoda y angustiada.

Para evitar llegar a este punto, es muy importante trabajar el autoconcepto y así, mejorar la autoestima. Y es que no podemos hablar de la autoestima sin hablar primero del «autoconcepto», que se refiere al cómo nos percibimos. Es conocer cómo somos y cuáles son nuestras características particulares. Es saber qué se me da bien y qué se me da mal, cuales son mis gustos, etc. Es decir, se basa en el autoconocimiento. En base a nuestro autoconcepto se forma la autoestima, que valora y juzga esas características que me definen, clasificándolas en ‘buenas y positivas’ o ‘malas y negativas’.  Así, la autoestima se podría definir como el conjunto de pensamientos, valoraciones y creencias que tenemos sobre nosotros mismos.

Autoconcepto y autoestima

El autoconcepto es algo objetivo (mis características personales) y la autoestima es totalmente subjetiva (la evaluación de esas características).

Por ejemplo, una persona que se defina como tímida puede tener una autoestima alta si considera que esa característica es una virtud y otra puede pensar que es un defecto y construir por ello una autoestima baja. No depende de las características que me definen, sino de si yo las acepto o no y de cómo interpreto esas características.

De esta forma, las personas con una alta autoestima se sienten bien consigo mismas y están orgullosas de su aspecto o de sus habilidades, ya que las perciben como positivas.  Se sienten valiosas y merecedores de amor. Confían en sus recursos y sienten que pueden enfrentarse al mundo. Por el contrario, las personas con la autoestima baja se focalizan en sus fracasos y califican sus habilidades como algo negativo por lo que piensan que no tienen recursos suficientes para enfrentarse a la vida. No aprecian su valía, piensan que no son aceptados por los demás y que no merecen ser queridos.

¿Qué hacer si nos pasa esto?

  • Lo primero es saber que la autoestima cambia, se desarrolla y se va modificando a lo largo de la vida, dependiendo de nuestros fracasos, de nuestros éxitos y de nuestro entorno.
  • La clave para mejorar nuestra autoestima está en conocernos. Hay que ser capaz de definir nuestro autoconcepto y ver cómo lo estoy valorando. A partir de ahí, hay que aprender a no juzgar nuestras características. Somos así y debemos aceptarnos y querernos incondicionalmente, con nuestras virtudes y nuestros defectos. Nadie es perfecto y todos los seres humanos somos igual de valiosos. Solo por nacer ya eres una persona que merece amor, respeto y aceptación.
  • Esto no significa que no puedas hacer nada para cambiar aquellas cosas que no te gustan de ti mismo, simplemente debes aceptarlas y cambiarlas desde el amor que te tienes a ti mismo, en vez de hacerlo desde el odio y el desprecio.
  • En segundo lugar, hay que tener en cuenta que normalmente le damos demasiada importancia a lo que los demás piensan de nosotros.  Es normal que esto ocurra porque vivimos en sociedad, pero no debes permitir que esto te cambie. Al final, lo que están haciendo es valorar y juzgar tus características, y para aumentar nuestra autoestima necesitamos lo contrario, es decir, eliminar los juicios de valor. Así, si tu autoestima es buena, no le darás tanta importancia a las opiniones de los demás, porque aceptarás tus características tal y como son.

Artículos relacionados

naranjas cortadas

Alimento de temporada: la naranja

Conoce las propiedades nutricionales de la naranja y prepara estas deliciosas recetas La naranja es una de las frutas más populares y consumidas en nuestro

mujer haciendo deporte

Trabaja tu suelo pélvico

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos

persona recolectando zanahorias

Alimento de temporada: zanahoria

La zanahoria forma parte de la dieta mediterránea desde sus orígenes. En aquellos momentos, se consumía una variedad distinta a las que conocemos actualmente, de