Alimento de temporada: Alcachofa 

¡Compártelo!

¿Cuándo es la temporada de la alcachofa?

La alcachofa es un vegetal característico de los países de clima templado y su mejor temporada se da en los meses templados del año. Se cultiva principalmente en los países de la franja mediterránea. 

En nuestro país, Navarra es el principal referente respecto a producción y calidad de este alimento. La parte comestible se encuentra alojada en el interior de la flor, aunque los pétalos externos y el tallo también se pueden aprovechar en algunas elaboraciones. 

A continuación, vamos a conocer los beneficios de su consumo para la salud: 

Nutrición

A nivel nutricional, la alcachofa es un alimento con muchos beneficios sobre nuestra salud. Se trata de un alimento con muy bajo aporte calórico y un buen aporte de fibra, lo que le confiere estupendas propiedades para el tratamiento del sobrepeso, la obesidad o el control de los niveles de colesterol en sangre. Además, su contenido en fibra unido al su gran contenido en agua, hacen de esta verdura el complemento perfecto para el tratamiento del estreñimiento. 

Respecto a su contenido en minerales podemos destacar la presencia de fósforo y potasio. El primero, un mineral imprescindible para el mantenimiento de la salud ósea y el segundo, necesario para el buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular. 

Pero lo más interesante de este alimento son dos compuestos que, aunque se encuentran en baja concentración tienen unos beneficios enormes para la salud:

Inulina

Se trata de un hidrato de carbono de absorción lenta que nos ayuda a mantener un aporte de energía adecuado, sin producir picos de glucemia. De hecho, es muy recomendable utilizar la alcachofa como guarnición en platos de arroz o pasta, ya que su combinación ayuda a controlar la digestión de la glucosa. Por esta razón, la alcachofa es un alimento muy recomendable en personas con diabetes. 

Cinarina

La cinarina tiene propiedades coleréticas y colagogas. Se trata de sustancia encargada de regular la secreción de bilis, necesaria para la digestión de las grasas. Esta característica la hace especialmente interesante para el tratamiento de la hipercolesterolemia, en dietas destinadas a controlar el peso y en el tratamiento de algunos trastornos digestivos, asociados con una mala digestión de las grasas. Además, este compuesto tiene propiedades diuréticas, gracias a sus efectos positivos sobre el sistema circulatorio. 

La alcachofa durante la lactancia

Cabe destacar que su sabor tan peculiar, al igual que el de otros vegetales como el espárrago, puede migrar a la leche de las mujeres lactantes, alterando así su sabor. Esto, puede resultar muy positivo para el bebé, ya que ayuda a que se familiarice con estos sabores y resulte más sencillo introducir estos alimentos cuando sea mayor. 

¿Cómo reconocer una alcachofa en su mejor momento? 

Para identificar el momento de maduración de la alcachofa debemos observar cómo están sus pétalos. Si los pétalos están muy apretados, es decir, la flor está muy cerrada, significa que la alcachofa es joven, mientras que cuando la flor está más abierta se encuentra en un punto de maduración muy avanzado. Cuando más avanzada está la maduración, mayor parte tendremos que desechar. Por eso, nos interesa elegir aquellos ejemplares que tienen sus pétalos más cerrados. 

 

Artículos relacionados

Estrés y salud gastrointestinal

Resolvemos a continuación algunas de las preguntas que surgen en relación al estrés, al funcionamiento de alguna de las hormonas relacionadas con él y con